Google+ Followers

domingo, 6 de marzo de 2016

LAS BOMBILLAS


Desde que me fui, la ventana siempre estaba iluminada. Lo comprobé yendo a ElectricaSA . Me dijeron que la factura era tan alta por tener todo el día encendidas las bombillas.                                                                                                                  
-Tú te puedes ir, pero te voy a esperar hasta que vuelvas- me dijo desafiante, cuando estaba haciendo la maleta. 
Ni me lloró, ni me suplicó como otras veces .                               
No fue a insultar a mi nueva novia , ni al trabajo a contarles a todos  que la había abandonado . 
Solo dijo ..."La ventana siempre estará cerrada como tu corazón y la luz encendida como mis ganas de que regreses". 
Estuvo así por días , meses y años.                  
Luego regresé, con la maleta vacía y canas en las sienes. 
Subí los escalones en peregrinación. 
Abrí la puerta con mi llave. Solo hallé un piso desnudo con todas las luces encendidas , como si fuera una feria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario